“Allí donde el Conde Russell quiso residir”

Frontera pétrea divisoria no solo de hermosos valles pirenaicos, sino también marca límite entre Francia y España, se alza este imponente macizo. Con sus diversos nombres según el país donde estemos, Comachibosa, Cerbillonar, Villamala, Vignemale, se denomina a uno de los macizos más imponentes que guarda uno de los glaciares colgados más bellos del Pirineo. Este glaciar con alrededor de 0,6 km2, segundo en tamaño después del glaciar del Aneto con 0,9 km2 es también uno de los glaciares colgados más altos al sur de Europa. Marcado flujo de dirección este, se mece entre multitud de picos que trazan un cordal como hitos divisorios.  Un auténtico deleite para aquellos que disfrutan de los grandes entornos.

Glaciar de Vignemale

ACCESOS

Son varios los accesos para llegar al glaciar y al Pique Longue (3298 metros), la mayor altitud del macizo de Vignemale. Podemos entrar desde España o desde Francia.

Si entramos desde España, podemos ir por San Nicolas de Bujaruelo, subiendo en dirección noroeste recorriendo el Valle del Ara. Una vez llegado al fondo del valle subir por el Puerto de los Mulos, y después de otra larga ascensión llegar al Refugio des Oulettes.  Otras alternativas son desde Bujaruelo por el puerto de Bernatuara, o por Panticosa por la senda transpirenaica ¡Apto para los que quieran quebrar las piernas con distancia y desnivel!

Por Francia nos tendremos que dar una buena kilometrada aunque de hermosas vistas. Las dos entradas son desde Pont d’Espagne, para la que tendremos que llegar a Cauterets o por el embalse de Ossoue, muy cercano a Gavarnie. Esta última es nuestra alternativa, llegando a Gavarnie y dirigiéndose al Puerto de Bujaruelo. Sale una carretera que remonta el valle de Oussoue, siendo algunos tramos delicados para nuestro vehículo. Casi diez kilómetros desde Gavarnié nos llevan al embalse de Oulettes, donde hay una cabaña que nos puede servir de refugio.

REFUGIOS

Los dos refugios de referencia son el Refuge des Oulettes, situado más al norte e interesante de tomar si se va desde España o por Francia por el Pont d’Espagne, y el Refuge de Bayssellance, que se toma mejor viniendo desde el embalse de Oulettes.

Refuge de Bayssellance

RUTA

Las esplanadas del valle son maravillosas, llenas de vida y color. Lirios y otras flores juntan sus colores con los verdes montes y las aguas embalsadas del río Oulettes. Partimos de una altura de 1834 metros, pero aún nos queda un formidable desnivel que salvar, hasta los 2681 metros del Refugie de Bayssellance. ¡O si vamos directos, hasta los 3298 metros del Pique Longue!

Pique Longue (3298m)

Nuestra actividad, esta que os recomendamos, la hicimos en tres días, suficientes para ir tranquilos disfrutando de toda la zona, que bien lo merece. Los tiempos son bastante más amplios, debido al gran porteo de material que llevábamos.

El primer día toca subida, llegando hasta el Refugio de Bayssellance. Comienza por las agradables praderas de Oulettes d’Ossoue  (1834 metros), praderas cuajadas de lirios morados, chillonas marmotas y un nutrido grupo de buitres. Al fondo de este valle se ve una hermosa cascada que marca el comienzo de la cuesta (2000 metros). Después de un buen rato de marcha, pasamos por delante de las cuevas de Bellevue (2450 metros), labradas en la propia roca. Seguimos ascendiendo mientras contemplamos las vistas del glaciar y el Petit Vignemale. Pasamos por delante de la bifurcación que nos conduce a la lengua del glaciar (2530 metros), pero seguimos hacia arriba donde está el refugio, a poco más de media hora.  El Refugio de Bayssellance (2651 metros) nos saluda y podemos poner la tienda para pernoctar en uno de sus múltiples vivacs. Si llegas con tiempo y ganas, ese mismo día se puede ascender, ya sin la mochila, la cima del Petit Vignemale (3032 metros), que se alza vistoso desde el refugio. Si no, una pequeña vuelta para ir estirando a la Horquette d’Ossoue (2734 metros) y poder contemplar el desnivel de la cara norte. Con suerte tendremos uno de esos atardeceres de ensueño, que inflaman los picos a medida que se despide el día. Vistas hacia el Taillón y los Gabietos que despliegan sus desniveles. Más discreta la brecha de Rolando, picos de la Cascada y Marboré a su izquierda. Y poco más allá, demasiado tímidos, los Astazous.

Atardecer desde el Refugio

El segundo día toca levantarse pronto para coger el glaciar con sus mejores hielos. Para ello, desde el refugio bajamos por el camino de ascenso, hasta la bifurcación que nos marca el acceso al glaciar (2530 metros). Un trecho más adelante por el camino pedregoso, ir buscando el camino hitado más sencillo y el acceso al glaciar, donde nos tendremos que poner el material específico. Crampones y piolet, y dependiendo de la nieve será necesaria la cuerda. Nos disponemos a ascender por el glaciar (2650 metros), teniendo cuidado de no ir muy a la derecha por las grietas que puedan esconderse. Seguir subiendo hacia el collado bien visible al oeste, o si se desea, se puede ir directamente a hacer cima en el Pique Longe. Nosotros fuimos al collado de Cerbillona (3200 metros), que junto a la cima del mismo nombre depara unas vistas inmejorables. Después de hacer cima en el Cerbillona (3247 metros) y contemplar las imponentes vistas del valle de Ara e incluso parte de las montañas que coronan el valle de Tena (Tendereña, Balaitús, Pico Palas, Midi d’Ousseau), volvemos al collado para continuar por el Pic du Clot de la Hount (3289 metros). Desde ahí, y cresteando con cuidado, nos ponemos en unos minutos en el grandioso Pique Longue, el techo máximo del macizo (3298 metros). Unas vistas fabulosas al norte, hacia las Oulettes de Gaube, y algo más al este, al tremendo corte que se estila del Pitón Carré (3197 metros). Se adivina el corredor del Gaube descendiendo desde este pico, siendo uno de los corredores más difíciles y míticos en condiciones invernales. El descenso por la normal del Pique Longue, que desciende por su cara sur por la zona mas obvia. Tener precaución con la caída de piedras, especialmente si hay gente por encima vuestro. El resto es seguir por el glaciar el mismo camino que se hizo de subida, hasta llegar de nuevo al refugio.

En la bifurcación que nos dirige al glaciar

Tercer día, después de descansar a placer, queda desayunar en uno de los parajes más hermosos de los Pirineos. La bajada aún nos llevará nuestro tiempo, pero es un regalo para los sentidos. ¡Y allá al lado, bien cerquita, seguimos viendo España!.
Vayas en un día, como si lo quieres disfrutar en varios, seguro que no te dejará indiferentes, siendo en definitiva, imprescindible.

DESNIVEL

Tabla de desnivel, con tiempos aproximados de ascenso directo desde las praderas de Ossoue  al Pique Longue.

1.- Oulettes d’Ossoue, 1834m, 00:00h.
2-. Fondo de valle, 2000m, 00:45h.
3.- Cuevas de Bellevue, 2450m, 02:00h.
4.- Bifurcación hacia glaciar, 2530m. 02:20h.
5.- Comienzo glaciar 2650m, 03:15h.
6.- Collado Cerbillona 3200m, 05:30h.
7.- Pico Cerbillona 3247m, 05:45h.
8.- Collado Cerbillona 3200m, 06:00h.
9.- Pic du Clot de la Hount 3289m, 06:30h.
10.- Pique Longue 3298m, 06:50h.

Desnivel

OTRAS ACTIVIDADES

La zona da para mucho, sea en temporada estival o en invierno. Desde el esquí de travesía hasta la escalada, pueden ser muchas las recomendaciones. Pero quizás dejar matizadas tres.

Ascenso al Pique Longue con esquís de travesía.

Recorrer el cordal que forma el valle glaciar con picos por encima de los 3000 metros (Milieu, Tapou, Montferrat, Pico Central, Cerbillona, Clot de la Hount, Pique Longue, Pitón Carré, Punta Chaussenque y Petit Vignemale). Ojo, algunas zonas nos requerirán echar las manos a la roca.

Corredor del Gaube en condiciones invernales.

REFERENCIAS

Recomendamos encarecidamente el impresionante dossier acerca de Vignemale publicado por la revista Desnivel, nº 231 Diciembre 2006. 

Mapa Vignemale Bujaruelo 1:30.000. Editorial Alpina (ver Mapa en la web de Pirineos 3000)

Un vistazo en la wikipedia de los Glaciares de Pirineos

Interesante reportaje en el periódico “El Correo”.

IMÁGENES

Embalse de Oulettes d’Ossoue

Praderas de Oulettes d’Ossoue

Lirios en las praderas

Marmota

Vista de las praderas desde la cascada

Llegando a las cuevas de Bellevue

En nuestro ascenso se contempla el Pouey Mourou

Refuge de Bayssellance

Atardecer desde el Refugio

Petit Vignemale y Punta Chaussenque

Refugio desde el Petit Vignemale

Grietas en el glaciar

Atardecer sobre Ordesa

En la bifurcación que nos dirige al glaciar

Vista de las grietas del glaciar

Pique Longue (3298m)

Estratos y pliegues del Pique Longue

Pitón Carré y punta Chaussenque, con la salida del corredor del Gaube

Ambiente del collado de Cerbillona

Valle de Ara

Pico Cerbillona y su collado, subida a Clot de la Hount

Vistas hacía valle de Tena, Midí d’Ousseau, Tendeñera y Pico Palas.

Oulettes de Gaube

Pique Longue

Glaciar de Vignemale

Punta Chaussenque y Pitón Carré, cara noroeste.

Vista general del glaciar

Anuncios