“A veces no encontramos lo que allí se haya tan visible”

Con el título de esta entrada queremos hacer una pequeña reivindicación. A veces nos acomodamos a ir a los mismos sitios, a las mismas vías, y nos olvidamos de que muy cerquita, se encuentran recorridos que bien merecen una visita. Os mostramos una de esas pequeñas joyas de las que no hemos encontrado mucha información en la red. Recorrido brillante, lógico y espectacular. ¿Te lo piensas perder?

Cara sur del Risco Gordo

Los riscos del Tío Pasito, más conocidos como riscos de Villarejo, impresionan en cuanto los vemos. Y más nos va sorprendiendo a medida que escalamos por sus agujas y llegando  a sus diferentes cimas. Entre ellas, la pared más impresionante es la que conforma la Torre de Villarejo, visible en cuanto llegamos al collado desde el que empieza la bajada a su base. Multitud de agujas surgen dispersas, la aguja de los Califas, Punta Boquerón, Punta Amparo, Aguja de los Morenos…sitios donde dar rienda suelta a nuestras escaladas. Altivo, más arriba de la concurrida Torre de Villarejo,  se encuentra el domo monolítico llamado Risco Gordo. Esta cúpula recibe también el nombre de El Yelmito dado su parecido con su primo en la Pedriza.

Corre el año 1983 cuando unos grandes escaladores, algunos aún en activo y con gran vocación gredense, tuvieron la oportunidad de abrir este itinerario. Sus nombres conocidos de muy buenas aperturas en la zona centro: Gabriel Martín, Santiago Hernández, Francisco Galán y Manolo Marchal.

Impresionante y larga segunda tirada por la fisura

El acceso al Yelmito es igual que a la Torre de Villarejo. Justo en el collado antes de empezar a bajar a la base de las paredes, se puede contemplar la canal de subida a la derecha de Punta Amparo. Este último risco es fácilmente reconocible tanto por su altura, como por la bella fisura que la corta por la mitad. Esta fisura pertenece a la Irene Castilla (110m, V+) y puede resultar una buena opción para subir escalando en vez de “andar”.

Una vez en el collado, cerca de la base sur del Risco Gordo donde están unas vías algo más cortas, cuyos nombres recuerdan la serie anime “Bola de Dragón”, nos dirigiremos algo más a la izquierda bajando por la canal. Mirando bien la base, la vía comienza por un marcado gendarme de unos 20 metros, con una amplia repisa encima con un pequeño árbol. Allí se encuentra la primera reunión. A su izquierda surge una gran fisura ascendente en diagonal a derechas.  ¡No tiene pérdida!

Inicio por el gendarme fisurado.

La vía con 140 metros, se compone de cuatro largos cuya máxima dificultad es V+ algo peleón. El primero, como se indica, por la parte derecha del gendarme hasta la repisa. La segunda y larga tirada por la fisura , saliendo unos metros a la derecha para llegar a la reunión. Tercera tirada, quizás la más delicada y perdediza, sale a izquierdas de la reunión, para luego subir un poco y volver a derechas. Algún clavo marca el camino. ¡Ir por lo sencillo!. Cuarto largo, todo recto hacia arriba, aún nos depara algún que otro “distanciamiento”. Disfrutarla, al igual que su cumbre, es un auténtico placer. La majestuosidad y tranquilidad del entorno, bien merece una visita.

El descenso, por la misma canal de ascenso, a la que llegamos descendiendo por unas gradas hacia el noreste, acompañados por el silencio que nos regala el circo de la Aguja de los Califas y los Morenos. Paraje de gran belleza que tenemos que respetar, algún halcón nos lo recordará con sus chillidos. ¡Orden señores!

Cuarto largo, Vº con alguna chapa en las placas

DATOS PRÁCTICOS

Vía: Vía de la Niebla
Situación: Riscos del Tío Pasito, Villarejo
Orientación: Sur
Metros/Largos: 140m / 4 largos
Dificultad: V+ / V-A0
Material: Cintas largas, juego friends y empotradores.

Aproximación: La población más cercana es Serranillos. Desde el puerto, bajar dirección San Esteban del valle unos kilómetros. Pasamos por una fuente y en una curva muy pronunciada podemos dejar el coche. El camino sale desde esa curva indicado con un cartel. Seguimos el camino durante unos escasos 30 minutos. Subiendo por la canal, nos pondremos en el collado en aproximadamente en 40 minutos.

Descenso: Desde la cumbre, bajar por las gradas dirección noreste para coger un camino marcado por el paso y algún hito. En 25 minutos estaremos de nuevo al pié de la canal. La vuelta al coche nos llevará casi el mismo tiempo de venida.

OTRAS RECOMENDACIONS

Villarejo tiene mucho que ofrecernos. En la misma Torre de Villarejo, buenas vías asequibles son la Coney Island (V+),  Esteban Altieri (V+). Ya algo más duras Polvora en los dedos y Directa de los Macarenos (6b/6a-A0).

También hay unas caras nortes interesantes, aunque un poco más sucia de liquenes. En la Punta Boquerón, una gran vía es la Necromancia (6b/6a-A0). Muchas rutas se siguen recuperando y haciendo nuevos itinerarios de gran belleza.

En Punta Amparo tenemos algunas vías, como la reseñada de ascenso al Risco Gordo, la vía Ines Castillas (V+)

Por el resto de agujas, solo es verlo para soñar con todos las rutas que tiene…y las que quedan.

IMAGENES

Cara sur del Risco Gordo

Comenzando el gendarme fisurado del primer largo (IV+)

Impresionante y larga segunda tirada por la fisura

Segundo largo peleón (V+)

Verticalidad de la entrada en el segundo largo.

Pasado el primer resalte del segundo largo (V+)

La fisura tiene algún tramo más aéreo.

Detalle del tercer largo, Vº duro, de ir por el lado correcto

Entrada al tercer largo (Vº), a la izquierda de la reunión.

Cuarto largo (Vº), con unas placas muy bellas.

REFERENCIAS

En internet se encuentran algunos croquis de la zona. Aunque la mejor guía por el momento es la de “Escaladas en el Sureste de la Sierra de Gredos”, de Gabriel Martín. Se está fraguando una nueva guía por el mismo autor. Seguro que nos sorprenderá.

Alguna reseñas interesantes aparecen en el libro “Las 100 mejores escaladas de la zona centro“. Vienen indicadas otras vías de otras áreas del centro que son imprescindibles.

Anuncios