El rey de los Ancares

Segundo día en los Ancares y segundo día del verano, buena mañana para darle al calcetín. Cogemos el coche y desde Piornedo nos dirigimos al puerto de Ancares. Aparcamos unos cientos de metros antes de coronar; en la última curva cerrada, donde hay un rellano que permite dejar bien el coche, a unos 1620m. de altura. De esa curva parte una pista de tierra que en 200 ó 300 metros llega a un refugio. De aquí arranca el sendero que enfila directo hacia la ladera de Peña Veneira y que en unos 3 kilómetros más nos dejará en la cima del Cuiña; el techo de los Ancares, con 1992m. Como la mayor parte de las cimas ancaresas, esta montaña posee dos caras; desde Galicia se ve un perfil suavemente piramidal, de relieves amables y redondeados; pero desde el Bierzo ofrece su cara B; unos relieves más abruptos, una geografía más indómita, vertical y descarnada.

Cima del Cuiña

Cima del Cuiña

Seguir leyendo

Anuncios