“La grandeza en las pequeñas cosas”

Otro post dedicado a la escalada deportiva. Esta vez en tierras del sur, en Cádiz, más allá de las grandes urbes, con lugares aún no tan tocados por la explotadora mano turística. Playas con dunas semi-vírgenes,  atardeceres impresionantes, buena gente y rica comida más de mar que de monte. Solo un fugaz viaje da para conocer alguna que otra zona de escalada que aquí os presentamos. ¿Quién “ze” anima?

Si tenemos una semana y queremos tanto escalar como disfrutar del mar, vamos a dar una sugerencia para centrarnos en las mejores escuelas de Cádiz. Son tres las elegidas: San Bartolo, Benaocáz y Grazalema, aunque solo nos centraremos (y muy de soslayo) sobre las dos primeras, de las que podremos decir algo al haber estado allí.

Sector La Placa

Sector La Placa

Empecemos (cronológicamente en nuestro viaje) por Benaocáz. Al venir de zona centro, puede ser una de las mejores opciones para hacer una pequeña “parada” en el camino. Desde Madrid, en algo más de seis horas llegaremos a este bonito pueblo de la serranía de Cádiz. Muy cercano a Grazalema, que da nombre a la Sierra y zona de más precipitación de Andalucía y Península (según wikipedia), esta pequeña escuela tiene un encanto especial. Pequeña, muy pequeña, comprende unos cinco sectores diferenciados de buena caliza. Predominio de las placas sin mucho desplome, para bailar en el equilibrio y el arqueo regletero de dedos. Muy interesante el sector “La Placa”, donde disfrutaremos de un ligero desplome y buen canto. Y el sector “Pasillo”, con vías recientes y una caliza algo más abrasiva.

Doble o Nada (6a+)

Doble o Nada (6a+)

¿Y como llegar? Pues tomando como referencia el bonito pueblo blanco de Benaocáz, vamos en dirección a Ubrique. Un par de curvas cuesta abajo y sobre el kilómetro 17, dejas a mano izquierda un vallado privado y a la derecha sale un pequeño camino con un aparcamiento para 3 ó 4 coches. Seguir el camino marcado y van apareciendo los sectores.

Hia Hie (variante derecha 6a+)

Hia Hie (variante derecha 6a+)

Bajando más al sur, y muy cerca de la costa, seguimos con una de las mejores escuelas de Cádiz, San Bartolo. Mucho más grande que Benaocaz tiene una particular arenisca. Muy adherente en algunos sectores, como el impresionante Mosaico. La escuela está dividida en dos grandes áreas, la Zona de Arriba y el Tajo del Búho.

Tajo del Búho

Tajo del Búho

La Zona de Arriba se divide en varios sectores con buena orientación para los días muy soleados, como la Pared del Dandy. Eso si, como sople el aire os dará bien fuerte. Son sectores de vías cortas excepto el Sector Buitres, con vías largas de varios largos, aunque más de estilo clásico. Una roca algo más pulida y patinosa nos hará tirar de lo lindo en algunas de sus vías.

Sector Habitación

Sector Habitación

Reina de la Noche (6a)

Reina de la Noche (6a)

El Tajo del Búho no dejará indiferente a nadie. El sector Bordillos da la bienvenida como divertimento. Vías cortas que van creciendo en longitud y dureza según se van subiendo a los sectores más altos, como es el Arapiles.

Marihuana (V+)

Marihuana (V+)

Hacia sector Arapiles

Hacia sector Arapiles

Hasta llegar a una joya de sector, el Mosaico. Llamado así por la del mismo nombre. La pared es impresionante, con una arenisca muy adherente y unas formas hermosísimas, como si fueran polígonos que componen un puzzle, collage o mosaico. Sin ser excepcionalmente duras, estamos hablando entorno al 6a+, son largas y ligeramente desplomadas. Continuidad pura y dura que te dejará los brazos calientes. Visita obligada a este sector.

Mosaico (6a+)

Mosaico (6a+)

Para llegar, es necesario tomar como referencia el pueblo de Betis. Desde Cádiz/Conil de la Frontera, ir hacia Tarifa por la M-340. Sobre el kilómetro 69 hay una salida a la derecha que marca hacia Bolonia, pasando al lado de una venta. Se sigue la carretera con curvas y en un par de kilómetros habrá una desviación a izquierda que marca a Betis. Para ir al Tajo del búho, aparcar en la torre de luz que está enfrente del Kiosko (donde puede tomarse un refrigerio tras escalar). Si vamos a la zona de Arriba, continuar recto y dejar un pequeño campo de fútbol a la derecha hasta un mirador desde donde se ve la Playa de Valdevaqueros, con sus surfistas al viento. En ambas áreas los caminos son obvios, hacia arriba por lo segado y viendo las paredes que queramos escalar.

Me enamoré de la dependienta de una tienda de patatas fritas (V+)

Me enamoré de la dependienta de una tienda de patatas fritas (V+)

Grazalema no la tocamos, no había tiempo y pillaba a desmano, pero nos recomendaron los locales que fuéramos al Sector Corral a darle duro…y más sencillito a las Placas del Cortijo. Pero eso será otro cantar para la próxima bajada a Sur.

Cádiz es una provincia preciosa, y darle solo importancia a la escalada sería una pena. Allá donde vamos nos gusta disfrutar de la cultura, la gente, los paisajes y todo lo que envuelve la vida allí. Y realmente disfrutamos de lo lindo, con sus frituras de pescaito, su aroma a mar y montaña, sus playas limpias y kilométricas, sin tanto bullicio como las levantinas. Vida tranquila y con pueblos encantadores. Pura vida como dicen en Tarifa, y así te lo hace recordar los hermosísimos atardeceres con el sol escondiéndose en el mar. Recomendar ir a la Playa de Bolonia, Tarifa, Ubrique, Conil…tantos sitios para perderse. Aunque realmente nunca se está perdido si no te importa donde estás. ¡Pura Vida!

Atardecer. ¡Pura Vida!

Atardecer. ¡Pura Vida!

INFORMACIÓN:

Más información de San Bartolo en el blog de Deportes Laser, pulsa este enlace.

“Guía de escalada en Cádiz”, de David Munilla. Enlace de Desnivel.

Muuucho más en “Andalucía: Guía de escalada Deportiva” de David Munilla. En este enlace de Desnivel.

Anuncios