“Y el ego se me despega.”

En este blog tratamos de contar nuestras experiencias intentando dar una perspectiva objetiva. Si, un baile de cifras y letras en vías, adjetivos descriptores de las montañas, direcciones que consideramos útiles, de bellas imágenes que vivimos. 6a, 120 metros, a la derecha de la fisura anaranjada de granito, y que bella es la montaña. Pero en esta entrada vamos a contar algo más profundo. Algo que, en mayor o menor medida, nos ha pasado a muchos de los que escalamos. Aquello que realmente nos atemoriza y nos mina por dentro: la caída.

Es complicado de explicar “objetivamente” lo que pasa por la cabeza. Antes, durante y después. Desde el origen, el por qué lo hacemos. El momento en que sucede. Y el después que no es menos importante. En este caso le llegó a un amigo. Víctor cayó escalando, llegando desgraciadamente a dar con su cuerpo en el suelo. Había realizado reunión sobre dos friends, de la que se descolgaba y de esas cosas del destino que fallaron. Tuvo mucha suerte de que no llegará a ser nada grave. Y necesitó escribirlo.

Este relato lo transcribimos tal y como nos lo ha envíado. Muchas gracias Víctor.

Seguir leyendo

Anuncios